Abbas Kiarostami y Miguel Cohan comparten primer premio en la Seminci por COPIA CERTIFICADA y SIN RETORNO.

Un palmarés muy repartido es la característica de la Seminci 2010. Dos películas han compartido la Espiga de Oro en la 55º edición del festival de cine de Valladolid: COPIA CERTIFICADA del iraní Abbas Kiarostami y SIN RETORNO del argentino Miguel Cohan. Sus correspondientes distribuidoras en España deberán repartirse los 50.000 € de los que dota el premio.

Precisamente el pasado viernes se estrenó en cines COPIA CERTIFICADA con tan solo 18 copias en toda España. Esta co-producción iraní, francesa e italiana está protagonizada por Juliette Binoche, y William Shimell, y ha obtenido una magnífica crítica por parte de la prensa.

Trailer Copia Certificada

La película SIN RETORNO ha sido más afortunada en cuanto a la cantidad ya que además ha obtenido el Premio ‘Pilar Miró′ al Mejor Nuevo Director y el Premio de la Crítica Internacional. Esta co-producción Argentina, España nos cuenta cuál es el precio personal que pagamos por ocultar la verdad a los demás y a nosotros mismos.

Los principales premios de la sección oficial de la 55 edición del Festival de Valladolid (Seminci 2010) han sido los siguientes:

Sinopsis Copia certificada

Foto Copia Certificada

Foto Copia Certificada

Copia certificada es la historia del encuentro entre un hombre y una mujer en un pequeño pueblo italiano del sur de la Toscana. Él es un escritor inglés que acaba de dar una conferencia. Ella es una galerista francesa.

Se trata de una historia universal, que podría sucederle a cualquiera, en cualquier lugar.

¿Cómo pueden contarse más historias de amor en la Toscana? Copia certificada: evitando los clichés. En los escenarios habituales, los nidos de amor de los pequeños hoteles, las tazas de café que se enfrían mientras los amantes se beben con los ojos, las callejuelas estrechas que recorren sin rumbo, donde se pierden, se encuentra, mientras sus pasos resuenan con los pasos resonando en las calles empedradas…

Sinopsis Sin retorno

Foto Sin retorno

Foto Sin retorno

Un joven muere atropellado en un accidente de tráfico. El culpable huye sin dejar rastro. Ninguna prueba lo incrimina. Pero el padre del joven, apoyado por los medios de comunicación, exige encontrar al responsable y llevarlo a la cárcel.

Una serie de acontecimientos fortuitos y una justicia contaminada por la opinión pública ponen al hombre equivocado en el banquillo de los acusados.

Envueltos en el entretejido del azar y las decisiones desesperadas, estos hombres deberán enfrentarse a la culpa, la responsabilidad y la necesidad íntima de redención en una espiral que no tendrá retorno.

¿Cómo sigue la vida de una persona que es responsable de una muerte? ¿cómo hace para ocultar el hecho y seguir adelante con su vida cotidiana? Un día mata. Al día siguiente no puede  dejar  de  pensar  en  ello.  Tres  días  después  vuelve  a  trabajar  como  si  nada  hubiera pasado. Y así, día a día, lo cotidiano va reconquistando su lugar y el violento hecho de haber matado a alguien queda debajo de capas y capas de situaciones triviales que hacen a la vida diaria  de  cualquier  persona  de  clase  media:  trabajar,  criar  a  sus  hijos,  pagar  sus  impuestos. Pero el crimen sigue ahí, acechante, presente, afectando de algún modo su vida para siempre.