HIJO DE CAÍN con José Coronado plantea una jugada maestra de ajedrez como vehículo de la trama

La película HIJO DE CAÍN llega hoy a los cines con más de 100 copias en todo el territorio español. Estamos hablando del primer largometraje de Jesús Monllaó protagonizado por José Coronado y basado en el best seller de Ignacio García -ValiñoQuerido Caín” que tras su paso por la sección oficial del pasado Festival de Cine de Málaga ganó el Premio ASECAN Òpera Prima.

Gracias a la distribuidora Alfa Pictures que organizó la semana pasada un pase de prensa en Valencia, tuvimos la oportunidad de visionar este film español que bien merece que le escribamos unas líneas con nuestra opinión y crítica.

Aunque el propio director ha otorgado a la película un género creado por él con denominación de “thriller mediterráneo”, HIJO DE CAÍN no es más que un thriller psicológico que precisamente puede disfrutarse por su “no exceso” de pretensiones, pues presenta el desarrollo de una forma sencilla, con naturalidad y aunque inteligente, sin complicadas triquiñuelas destinadas a confundir en exceso al espectador, sino a mantener el suspense justo y necesario hasta el final.

Foto HIJO DE CAÍN

Foto HIJO DE CAÍN

El eje central de la historia es Nico, un joven adolescente muy inteligente obsesionado con el ajedrez (juego que se utiliza como conductor de los sucesos) que genera no pocos problemas a sus padres, un matrimonio de clase alta que se está replanteando la relación con su hijo, y que finalmente, aceptan la ayuda de un psicólogo para sacar a la luz la posible causa de la complicada mente del chico.

HIJO DE CAÍN es un thriller dramático de cien minutos donde casi todo el mundo tiene secretos, y los secretos no revelados tarde o temprano se transforman en mentiras. Y esta  es  una  historia  de  secretos  y  mentiras  que  alcanzan  un  punto  de  no  retorno… ¿Qué sucede cuando unos padres pierden todo control sobre su primogénito? Esta es la  premisa  en  la  que  se  basa  HIJO  DE  CAÍN,  la  odisea  de  una  familia  incapaz  de reaccionar ante un hijo que se les escapa de las manos. -Jesús Monllaó, director.

Trailer HIJO DE CAÍN

El desarrollo lanza rápidamente al espectador a debatirse entre dos hipótesis, dos posibles hilos causales del comportamiento con cambios de matices durante la historia, pero que básicamente se reducen a tener que escoger si estamos ante un caso de “Síndrome del Emperador” hacia el padre (mal explicado en la película como consecuencia de exceso de permisividad), o bien puede ser un caso de psicopatía,mal en estado puro.

La escena final resuelve claramente la ecuación, y a su vez si estamos atentos a los detalles, la solución puede quedar clara desde prácticamente los primeros momentos de la cinta.

Todo el foco de la cámara se lo lleva el joven actor David Solans que interpreta de forma bastante convincente a Nico, y cuyas miradas nos darán pistas sobre la conclusión. El resto de personajes padre, madre, psicólogo y Laura (una bondadosa niña ganadora de premios de ajedrez) no son más que peones en un juego que no puede acabar en tablas.

Siguiendo con las interpretaciones hay que comentar que aunque José Coronado es utilizado como reclamo, no estamos ante una de sus mejores actuaciones, que eso sí, suena más convincente a partir de la mitad de la misma. María Molins es seguramente la más acertada, dejando de lado el momento del affair que tiene con el psicólogo y que hace poco creíble su dolor como madre.

En definitiva, nuestra conclusión es que HIJO DE CAÍN, sin hacer un análisis profundo de los personajes, y con giros no demasiado inesperados, consigue con pocos movimientos llegar al jaque mate, y mantener suficiente interés sobre la trama hasta el final. Para relajarse, pasar un buen rato y disfrutar del cine español.

Dirigida por Jesús Monllaó Plana e interpretada por Jack Taylor, José Coronado, Maria Molins, Julio Manrique, David Solans, Maria Boquera, Mercè Rovira, Abril García, Xavi Lite y Helena De la Torre entre otros; HIJO DE CAÍN tendrá su estreno en cines el 31 mayo 2013.