“El último exorcismo de Daniel Stamm se presentará de la mano de su director el próximo 5 de Octubre en el Festival de Sitges participando en la Sección Fantàstic en Competició.

El último exorcismo, una producción de Eli Roth (Hostel, Cabin Fever) se ha convertido en la película de terror revelación este año en Estados Unidos, consiguiendo en su semana de estreno el puesto número 1 del box office con 20 Millones de Dólares de recaudación, acumulando a fecha de hoy más de 40 Millones, a pesar de haber costado tan sólo 1,8 M.

Aprovechando su participación en el próximo Festival de Cine de Sitges en la Sección Fantàstic en Competició, y su cercano estreno en cines de España fijado para el 19 de Noviembre 2010 el director Daniel Stamm dará una rueda de prensa para promocionar su película El último exorcismo.

Foto El ultimo exorcismo

Foto El ultimo exorcismo

El último exorcismo es una aterradora película que, adoptando una técnica documental, se adentra en el peculiar mundo del exorcismo en Estados Unidos, de la mano de Marcus Cotton, un predicador fraudulento que, harto ya de vivir a costa de las creencias de personas desesperadas, decide poner punto y final a su carrera con un documental que desvele todos los entresijos y engaños que hay detrás del “negocio del exorcismo”.



En palabras de Stamm, respecto a la técnica documental utilizada: “No queríamos tratar de imitar películas como EL EXORCISTA. Queríamos dar a los aficionados al género algo nuevo y diferente, un giro original al tema, en lugar de repetir los mismos clichés de siempre”.

“El cámara existe en la película como un personaje más, y representa al público, algo que me encanta, porque crea en el espectador un forzoso grado de intimidad con lo que está sucediendo que a veces puede resultar incómodo. Y creo que para una película de terror es algo genial, cuando haces que el espectador se sienta más cerca de la acción de lo que él querría”.


Según comentan los que trabajan para él, Daniel Stamm exprime al máximo la capacidad de los actores haciéndoles rodar las mismas escenas una y otra vez hasta que el cansancio saca lo mejor de ellos, técnica que también ha utilizado en El último exorcismo.

“Dejo que sean ellos mismos y que simplemente reaccionen. Hacemos muchas tomas, y lo que realmente me funciona es hacer tantas que acaben cansados, disgustados o molestos, porque entonces es cuando verdaderamente consigues auténticas emociones que quedan muy bien en pantalla. Podemos hacer 15 ó 20 tomas hasta llegar a ese punto”.

El género de terror está de suerte este año, la aparición de nuevas figuras en el mundo del cine parece estar ligado a este inquitante tipo de películas con estilo propio como es el caso de El último exorcismo.