Valentino y el clan del can abre los estrenos de diciembre para el público más infantil.

Pocas veces podemos ver una película peruana en la configuración de la cartelera española. Es el caso de la película de animación infantil Valentino y el clan del can que se estrena hoy con calificación para Todos los públicos, pero en muy pocos cines.

Valentino y el clan del can es la tercera película animada de la compañía Alpamayo Entertainment. Narra la vida de Valentino un pequeño pero valiente perro, que después de perder a su familia tiene la suerte de encontrarse con Bones, el líder de “El clan del can”, un grupo de perros que forman una entrañable y divertida hermandad.

Trailer Valentino y el clan del can

Valentino vivirá muchas aventuras y en el camino conocerá a Benny, dueño de un circo al que económicamente no le va muy bien, será parte del elenco, conocerá nuevos amigos y se enamorará de Bianca, una perrita de alta sociedad.

Gracias a una misteriosa leyenda y la ayuda de sus amigos, Valentino evitará la desaparición del circo y la muerte de su amo Benny.

En la web oficial de Valentino y el clan del can podrás encontrar información sobre los personajes y descargas gratuitas de dibujos para colorear, algo que los más pequeños siempre agradecen.

Los personajes de Valentino y el clan del can

VALENTINO

La suerte lo salvó de una muerte segura y el destino hizo que encontrase en el clan del Can, un grupo de animales de circo, la familia que la crueldad de su amo le había negado. Junto con ellos, Valentino no sólo vive mil y un aventuras y se convierte en un leal y valiente perro sino que, luego de descubrir el trágico destino que el Innombrable había trazado para Benny, el dueño del circo, decide enfrentar al malvado y salvar a su noble amo exponiéndose incluso al riesgo de la muerte.

BIANCA

Mascota de Gertrudis, la arrogante y acaudalada dama del pueblo, es una refinada y elegante perrita que, pese a la fuerte atracción que siente por Valentino desde su primer encuentro, se resiste a expresarla por sus prejuicios, y los de su dueña, de entablar amistad con un “perro callejero”. No obstante, la fuerza de su amor por nuestro héroe se impondrá, ablandando además al duro corazón de su ama.